bahamas3.png

El PC favorito de 2017: Disipador de la CPU

Éstos fueron los disipadores de calor para la CPU que más convencieron a nuestros alumnos de 2017, junto a la valoración del profesor de aquellos que alcanzaron el pódium:

Mejor disipador de CPU del año 2017 Votos
recibidos
Valoración del profesor
Prestaciones Precio Global
Cooler Master Hyper 212X [33€] 14 9 8 8.5
Intel Boxed [20€ aprox.] 12 6 6 6
Cooler Master TX3i [21€] 10 7 9 8
Noctua NH-L12S [51€] 4
Cooler Master Hyper 103 3
Cooler Master TX4 3
Nox Hummer H-212 3
Nox Hummer H-190 2
Enermax ETS-T40F-TB 2
Thermaltake Contact Silent 12 2
Cooler Master Hyper 412S 1
Total votos 56

 
 

El modelo ganador: Cooler Master Hyper 212X

 

Especificaciones técnicas

  1. Dimensiones del conjunto (fondo x ancho x alto): 79x120x158 mm.
  2. Diámetro y grosor del ventilador: 12 cm y 2.5 cm. Posibilidad de ampliar a un segundo ventilador por el otro lateral del disipador.
  3. Velocidad de rotación (mín-máx) : 600 - 1700 RPM. Conector PWM de 4 pines.
  4. Flujo de aire (mín-máx): 24,9 - 54,65 CFM.
  5. Diseño y materiales: 4 tuberías de cobre de 6 mm de diámetro con contacto directo al disipador, dotado de 56 aletas de aluminio. 
  6. Nivel de ruido (mín-máx): 13-28 dB.
  7. Peso: 500 gramos.
  8. Consumo: 1.2 W.
  9. Zócalos compatibles: LGA 1151 (Socket H4), LGA2011-v (Socket R), Socket AM3, AM3+, FM1, FM2, FM2+.
  10. Tiempo medio de vida (MTBF): 40000 horas.

Precio (Nov'17): 33 €.

 

Aspecto externo

 

Presentación en el embalaje: Especificaciones técnicas del fabricante en el lateral de la caja:
Plano de contacto al plato térmico del procesador: Detalle del ventilador de 12 cm y las tuberías de calor (abajo):
El disipador de calor (56 aletas de aluminio) y su ventilador lateral: Aspecto que presenta una vez montado sobre la placa base:

Valoración del profesor


Un disipador de gran calidad a un precio asumible. La velocidad (RPM) y el flujo de aire (CFM) se acercan mucho a las soluciones de gama alta de Noctua, que tienen un claro sobreprecio. Los niveles de ruido son también razonables para su eficiencia térmica. Bien es cierto que lo hemos comprado para dar servicio a un microprocesador i5-7600K que suele trabajar a unos 50 grados (fresquito) arropado por un disipador convencional (tipo Boxed de Intel), y que por tanto no representa un elemento crítico para la salud del chip. Pero por sólo 13 euros más, conseguimos bajar a los 35 grados y dejamos la puerta abierta a beneficiarnos del modo Turbo (reloj a 4.2 GHz), que para eso el alumnado se encaprichó del i5 con reloj desbloqueado. Y este modelo también congenia muy bien con la carcasa favorita del alumnado (ver última foto), puesto que queda emparedado entre dos ventiladores (el propio y el trasero de la carcasa), maximizando la convección de aire y expulsando el calor al exterior de forma inmediata por la parte trasera sin necesidad de adoptar soluciones telescópicas por el lateral de las que no somos muy partidarios.

A destacar también su polivalencia, puesto que incluye elementos de sujeción que permiten aprovecharlo en muchos zócalos de AMD. 

Un par de aspectos que me convencen menos son su aparatosidad y la dificultad del montaje, aunque esto último es precisamente lo que logra un gran agarre al plato térmico y una envidiable estabilidad para un peso suspendido de medio kilo. En cualquier caso, preferible a la solución aportada por Intel, que sobre el papel se monta de una forma sencilla, pero que luego no agarra lo suficiente ni aguanta repetidas operaciones de desmonte como las que sufren los componentes de nuestro taller.


Puntuación global

Se trata de un gran modelo de una marca reputada, quizá el mejor de su extenso catálogo, y al precio que debemos gastar en un disipador que garantice un lento envejecimiento a un procesador de 200 €. Excelente elección, que no resulta tan sencilla cuando existen tantos modelos y de tantas marcas.


Otras alternativas

En segundo lugar con 12 votos ha quedado la solución Boxed de Intel, es decir, cuando la propia Intel te vende el disipador conjuntamente con el procesador. Pudiera parecer que nadie mejor que Intel para acertar con el disipador que necesita su chip, pero nada más lejos de la realidad. Es una alternativa cara para el rendimiento que ofrece, y en nuestro taller, que tenemos algunos de estos modelos, estamos bastante hartos de ellos por lo endebles que resultan y el sinfín de incidencias que producen durante el proceso de ensamblaje. Amén de que la adherencia al plato térmico es claramente mejorable, mermando con el paso del tiempo.

En tercer lugar ha quedado otro modelo de Cooler Master que iguala en precio a la solución Boxed de Intel y comparte también sus mecanismos de sujeción, aunque le gana en eficiencia y calidad de los materiales.

Respecto a otras marcas, Noctua suscribe soluciones de gama alta, excelentes modelos que tienen una orientación hacia los equipos servidores donde uno puede desembolsar más de 50 € para dispensar buena salud a una CPU que en ocasiones supera los 3000 €. Nos extrañó ver a los alumnos soñando con ser mayores (4 votos). Más realista es la elección de Enermax y Thermaltake, ambas con solera en otros frentes como las fuentes de alimentación, y que sí incorporan buenas soluciones para PC. Y dejamos para el final a Nox, de irrupción más reciente pero que aporta soluciones de excelente relación calidad/precio y que esperamos ver pronto rivalizando con Cooler Master. De hecho, como marca de la carcasa del PC, ha arrasado ya en la votación de este año. 

Compra maestra

Coincidimos con el alumnado: El modelo más votado, aunque no haya sacado mucho margen al resto, es la compra maestra.


Apéndice: Otras variantes de disipación

Existen tantas variantes de disipación de calor en el mercado, que no nos hemos resistido a incorporar una par de ellas a nuestro taller para que el alumno se entretenga con ellas y pueda contrastar su eficiencia y diferencias de montaje con respecto a la solución estándar que hemos descrito hasta ahora. Por debajo de ella, tenemos un conjunto disipador+ventilador menos aparatoso: El Alpine 11 Plus de Artic Cooling, por tan sólo 10€. Y por encima, la refrigeración líquida Hydro H45 de Corsair, que por 53 € nos ofrece disipación a otro nivel.

 

Embalaje del disipador Alpine 11 Plus de Artic Cooling: Detalle del disipador Alpine 11 Plus comparado con la CPU:
Embalaje y dibujo de la refrigeración líquida de Corsair (Hydro H45): Aspecto del Hydro H45: Disipación (izqda), mangueras (centro), contacto con la CPU (derecha):
Hydro H45: Detalle del ventilador y su toma de corriente. Las distintas variantes de sujeción a la carcasa del PC: