fiji2.png

El PC favorito de 2017: Memoria principal

Éstos fueron los módulos de memoria mejor valorados entre nuestros alumnos de 2017:

Mejor modulo de memoria (todos de DDR4) Votos
recibidos
Valoración del profesor
Prestaciones Precio Global
G.Skill RipJaws V (2x4GB, 2133MHz, CL15) [99€] 15 8 6 7
Kingston HyperX (2x4GB, 2133MHz, CL15) [2x52€] 13 8 6 7
Crucial (2x4GB, 2400MHz, CL17) [2x43€] 4 9 7 8

 
 

Marcas más votadas Votos
Kingston (HyperX: 17; Fury: 9; KVR: 7; Predator: 2) 35
G.Skill (RipJaws: 15; Aegis: 6) 21
Micron (Crucial: 7; Ballistic: 2; Ballistic Sport: 2) 11
Corsair (Vengeance: 5) 7

 
 

Tamaños más votados Votos
2 módulos de 4 Gbytes 39
2 módulos de 8 Gbytes 19
4 módulos de 4 Gbytes 2

 
 

Frecuencias más votadas Votos
2133 MHz (2x1066 MHz) 33
2400 MHz (2x1200 MHz) 21
3200 MHz (2x1600 MHz) 2

 
 

Latencias votadas Votos
CL 15 30
CL 14 10
CL 16 6
CL 13 4
CL 17 4
CL 12 2
CL 10 1

 
 

Comparativa del pódium ganador

 

Especificaciones del módulo DDR4 G.Skill RipJaws V Kingston HyperX Crucial
Capacidad 2 x 4 GB. 4 GB. 4 GB. 
Frecuencia 2133 MHz 2133 MHz 2400 MHz 
Latencias (CL-RCD-PRE-RAS) 15-15-15-35 15-15-15-35 17-17-17-40
Precio orientativo (Nov'17) 99 € (la pareja) 52 € (cada uno) 43 € (cada uno)

 
 

Aspecto externo

 

El favorito de los alumnos: G.Skill RipJaws V de 4 GB, DDR4, 2133 MHz, CL15: Detalle de la cara opuesta y el perfil:
En segunda posición de nuestro pódium, el módulo de memoria Kingston KVR de 4 GB, DDR4, 2133 MHz, CL15: Detalle del revés de la placa de circuito impreso:
En tercer lugar, dos módulos de Crucial de 4 GB, DDR4, 2400 MHz, CL17: Detalle del revés de la placa de circuito impreso:

Valoración del profesor

Momento ingrato para adquirir memoria principal. En el tramo final del año se produjo una escalada de precios que le llevó a superar los 50€ para un módulo DDR4 de 4 Gbytes que un año atrás costaba menos de 30€. Dado que se eligió una CPU con doble controlador de memoria DDR4 integrado, lo mejor era adquirir un par de módulos, completando 8 Gbytes para un desembolso en torno a 100€. Hubo bastantes alumnos que, aún así, se atrevieron a comprar dos módulos de 8 Gbytes. Nos parece mala elección por este aumento eventual del precio. Seguramente para el año 2018, si se ha corregido este repunte, sea una buena apuesta.

La frecuencia más votada ha sido de 2133 MHz, teniendo 2400 MHz como única competidora, que debió ser la ganadora. Muchos alumnos que votaron al procesador ganador, el i5 7600K, no repararon en que su doble controlador de memoria acepta esta velocidad máxima, y que en este caso el precio del módulo de memoria era muy similar en ambas velocidades. Dado que la CPU tampoco tiene una enorme memoria caché de segundo nivel (6 Mbytes), elegir memoria de 2400 MHz era una apuesta ganadora. Se paga el peaje de un par de ciclos de latencia adicional (CL 17 frente a 15), pero es claramente amortizable en grandes líneas de caché, incluso en arquitecturas de doble canal de memoria. 

Respecto a la latencia, ya sabemos que sube con la frecuencia del módulo. En 2017 proliferó la memoria DDR4 de 2133 MHz a CL15 y la DDR4 de 2400 MHz a CL17. En el primer caso, la latencia de columna es de 14.07 ns., y en el segundo, de 14.16 ns. Apenas hay diferencia, pero a 2400 MHz llenamos la línea de caché mucho antes, favoreciendo el tiempo de respuesta de la memoria principal cuando el dato no se encuentra en caché.


Puntuación global

Se nos escapó la mejor elección, la DDR de 2400 MHz, aunque al menos se escogió la medalla de plata, DDR4 de 2133 MHz, que se lleva una puntuación global de 7. Tiempo tendremos en años sucesivos de mejorar esta puntuación, porque en 2017 sufrimos el lastre de haber visto subir las ventas un 74% (frente a un 13% medio anual en los últimos 20 años), lo que en parte se atribuye a la elevada demanda por parte de las tarjetas gráficas de gama alta. Si a esto le sumamos las exigencias técnicas de los nuevos procesos de fabricación inferiores a 20 nm. y a la falta de planes de expansión de las fábricas, encontramos un cocktail explosivo para el precio de mercado: Poca oferta y mucha demanda.


Otras alternativas

En tiempos recientes, el alumnado parece haberse percatado de que el fabricante G.Skill ofrece precios muy competitivos, y poco a poco le está otorgando su confianza frente al que siempre fue el líder indiscutible: Kingston. No obstante, los módulos Kingston HyperX prevalecen como la marca más votada, aunque con frecuencias más dispersas frente a los RipJaws V, que por eso concentraron más votos en torno al modelo ganador. Sorprende también que la gama alta de Kingston, HyperX, haya adelantado a los tradicionales KVR (Kingston Value RAM), que siempre fueron la mejor relación calidad/precio, y más para una economía modesta como la del estudiante de ingeniería. Finalmente, las marcas de Micron (Ballistic y Crucial) y Corsair (Vengeance) van también abriéndose paso en el mercado a precios competitivos y parece que entrarán en la pugna en años sucesivos.


Compra maestra

A la hora de atinar con la compra de los módulos de memoria principal, en muchas ocasiones es necesario identificar la tendencia mayoritaria y suscribir el líder en ventas, puesto que a mayor volumen de producción, más competitivo resulta su precio. En ese sentido, el módulo DDR4 de 2133 MHz era un buen candidato. Sin embargo, a finales de 2017, la diferencia de precio con el módulo de 2400 MHz resultó ser exigua, mientras que el plus de velocidad sí es apreciable. Y ya hemos analizado que la mayor latencia en ciclos (17 frente a 15) apenas penaliza. Por lo tanto, la mejor elección es el módulo de memoria DDR4 de 2400 MHz y latencia 17 adquirido en forma de una pareja de 4 Gbytes, que además proporciona una solución óptima a la CPU y a la placa base elegidas. El modelo de Crucial que quedó en tercera posición, con sólo 4 votos a pesar de su buen precio comparado con sus rivales, es un buen ejemplo de compra maestra para los tiempos que corren.