capri4.png

Utilidades para realizar el trabajo individual

Bajo Sistema Operativo Windows:

  • CPU-Z: Proporciona el informe más breve, pero efectivo para nuestros propósitos. Del procesador, sacamos su código de referencia, stepping y revisión, además de sus frecuencias y multiplicadores. De la memoria, sus frecuencias y latencias CAS, RCD, Precarga y RAS.
  • PC-Wizard: Analiza paramétricamente y mediante benchmarks la configuración y el rendimiento del PC en diagramas de cinco ejes: Procesador, la jerarquía de memoria (caché, memoria principal y disco duro) y el subsistema de vídeo.
  • AIDA 64: En versión trial, proporciona información más completa que CPU-Z y permite establecer un ránking con otras plataformas PC de referencia, parametrizando el rendimiento en MIPS, GFLOPS y anchos de banda con memoria.
  • RightMark Memory Analyzer: Detallado informe sobre el subsistema de memoria principal.
  • Sisoft Sandra: Completísimo benchmark, tanto en el plano software como hardware, incluyendo el dibujo de curvas de rendimiento en tiempo real.
  • MB Probe: Monitoriza voltajes, temperaturas y velocidades de rotación de los ventiladores.
  • wPrime: Benchmark multihebra para medir el rendimiento de un procesador multicore.
  • SPECCY: Escudriña multitud de parámetros de la CPU, GPU, juego de chips, disco duro y unidades ópticas y de sonido. Adicionalmente, mide la temperatura en diversos puntos de nuestro PC.
  • CrystalCPUID: Se centra en el procesador, y muy especialmente, en los modelos de K8, donde obtiene información similar a CPU-Z. Además, permite modificar en caliente la frecuencia y el voltaje del procesador, así como realizar una gestión dinámica de estos valores según la carga de trabajo y los gustos del usuario. Similar a un Cool And Quiet de AMD, pero definido a capricho del usuario. Puede utilizarse, extremando la prudencia, para analizar el impacto de la frecuencia de la CPU en el rendimiento del PC en general.
  • Otras utilidades para escudriñar los rasgos de nuestro procesador:
  • Otras utilidades que informan sobre el conjunto de la configuración del PC:
  • Utilidades que permiten conocer la carga de trabajo que soporta en cada momento nuestro PC, desglosado en porcentaje de actividad de cada core de la CPU, capacidad de memoria principal que está siendo utilizada, actividad del disco duro, tráfico de la red inalámbrica, etc:
  • Para conocer temperaturas y voltajes de los núcleos del procesador, además de la información ya proporcionada por CPU-Z siguiendo un formato similar:
    • HWMonitor. Una utilidad muy popular, que ya usamos para medir las temperaturas en la práctica del taller que analizaba la eficiencia térmica en el entorno de la CPU.
    • CoreTemp. También se utilizó en la misma práctica que el anterior. Adicionalmente, existen complementos para esta utilidad que pueden descargarse aquí.
  • En caso de que sospechemos que nuestro PC no va muy fino, algunas utilidades para verificar su integridad y un posible diagnóstico de averías (que pueden comentarse en el apartado del trabajo referente a "Incidencias en el uso del PC en régimen estacionario"):
  • Algunas utilidades que quedaron obsoletas en nuestro camino evolutivo:
    • ChipInfo: Proporciona información sobre los chips y dispositivos que contiene nuestro PC, como el modelo del procesador y el juego de chips, la placa base, y los dispositivos conectados a sus zócalos.

 

Bajo Sistema Operativo Linux:

  • Directamente desde el shell del Linux (intérprete de comandos), disponible en la mayoría de instalaciones por defecto:
    • cat /proc/cpuinfo: Proporciona información básica sobre el procesador.
    • cat /proc/meminfo: Similar al anterior, pero dedicado al sistema de memoria del PC.
    • lspci: Listado de todos los dispositivos conectados mediante zócalos PCI.
  • Y también tenemos la posibilidad de escudriñar la capa software del sistema:
    • cat /proc/sys/kernel/osrelease: Proporciona información sobre la versión del Sistema Operativo.
    • cat /proc/version: Indica la versión del compilador de C disponible.
  • Otras utilidades a instalar de forma separada:
    • lshw: Lista detallada sobre todo el hardware de forma jerárquica (configuraciones, versiones, velocidades, ...). Permite salida en HTML. Dispone de interfaz gráfica instalando el paquete "lshw-gtk" en lugar de "lshw".
    • hwinfo: Hace consultas al hardware y aporta información sobre qué drivers controlan. Emite un extenso informe de unas 3000 líneas.
    • x86info: Diagnóstico de la CPU: Registros, flags, asociatividad de las cachés, .... Utilizar con la opción -a (esto es, "x86info -a").
    • dmidecode: "Desktop Management Interface". Muestra información más detallada, tanto del procesador, como de sus cachés, memoria principal, zócalos PCI y AGP, BIOS, etc. Aunque el informe es extenso, en el caso de la memoria principal se nos queda un poco corto porque no proporciona la información sobre frecuencias y latencias a la que tanto partido sacamos en clase.
    • decode-dimms: Como su propio nombre indica, escudriña el contenido de los módulos de memoria DIMM, mostrando información detallada como el número de bancos usados, tipos de interfaces, frecuencias y latencias. Necesitamos instalar el paquete "i2c-tools" y cargar el módulo eeprom (para lo cual ejecutaremos "modprobe eeprom"). Utilizando el comando "decode-dimms -f > fichero.html", se genera una página Web en HTML que puede visualizarse de manera más estética en nuestro navegador. Estas alternativas han sido probadas en las distribuciones de Linux Debian Etch y Ubuntu 8.04.
    • Discover: Utilidad para la detección de recursos hardware.
    • memtest86: Realiza un test para verificar la integridad del subsistema de memoria.

 

Bajo Sistema Operativo MacOS:

Para inventariar los componentes adquiridos con nuestro modelo de MacBook Pro:

  • Si pulsamos en el logo de Apple en el extremo superior izquierdo, se despliega un menú donde en la primera opción rotulada "Acerca de este Mac" se abre una primera pantalla informando del procesador y la memoria que tenemos, junto a un botón "Más información" que ya nos lleva a la configuración de cada componente con mayor detalle.
  • GeekBench: Es una utilidad con un trial gratuito para 32 bits que permite correr un benchmark en el que proporciona el rendimiento comparativo de nuestro MacBook Pro para computación entera, de punto flotante, ... Pero antes de ejecutarlo, nos informa de algunos aspectos esenciales del equipo, entre los que se encuentra el modelo concreto de procesador, e incluso su stepping.

En cambio, si lo que queremos es evaluar el rendimiento del ordenador, éstas son las mejores opciones:

  • El propio Mac trae consigo una aplicación denominada Monitor de Actividad que permite supervisar la actividad de la CPU, el disco duro, la memoria y las comunicaciones por la red, proporcionando en su interfaz tanto gráficos como valores numéricos. Puedes localizar esta utilidad en el folder Aplicaciones --> Utilidades --> Monitor de actividad.
  • SysInfo: Muestra la carga de la CPU y el uso de la memoria principal en la barra de menus.
  • MenuMeters: Más completo que el anterior, permite conocer la carga de trabajo que soporta en cada momento nuestro PC, desglosado en porcentaje de actividad de cada core de la CPU, capacidad de memoria principal que está siendo utilizada, actividad del disco duro, tráfico de la red inalámbrica, etc.
  • XRG. Más completo que el anterior y con gráficos que muestran la evolución de las magnitudes en tiempo real. Si no le funciona la versión anterior, pruebe con ésta para versiones más antiguas de MacOS.

 

Apéndice: Para dimensionar correctamente la potencia de la fuente de alimentación que debemos adquirir

  • Extreme Power Supply Calculator. Muy completa, actualizada y exacta respecto a las necesidades actuales. Incluye además un análisis del desgaste con el paso de los años.
  • Herramienta del fabricante Antec. Algo más completa que la anterior.
  • Calculadora de MSI. Una más, y esta vez en castellano.
  • Otros buenos fabricantes de fuentes de alimentación como CoolerMaster y BeQuiet también tienen su propia herramienta para dimensionar la potencia de un equipo en función de sus componentes.