hawai2.png

El PC favorito de 2017: Tarjeta gráfica

Éstos fueron los elementos de la tarjeta gráfica más votados entre nuestros alumnos de 2017:

Mejor modelo de GPU Votos
recibidos
Valoración del profesor
Prestaciones Precio Global
GeForce GTX 1050 Titanium 27 8 8 8
GeForce GTX 1060 17 9 7 8
GeForce GTX 1050 11 7 8 7.5
GeForce GT 740 2
Radeon RX 580 2

 
 

Mejor marca de GPU Votos
Nvidia 55
AMD 10

 
 

Mejor marca de tarjeta gráfica Votos
Gigabyte  30
MSI  13
EVGA 8
Asus 2
Sapphire 2
Zotac 2

 
 

Mejor tamaño de memoria de vídeo Votos
4 Gbytes 35
3 Gbytes 13
2 Gbytes 9
6 Gbytes 3

 
 

Comparativa del pódium ganador

 

Especificaciones de la GPU GeForce GTX 1050 GeForce GTX 1050 Ti GeForce GTX 1060
3 GB 6 GB
Numero de cores y frecuencia 640 @ 1455 MHz 768 @ 1392 MHz 1152 @ 1708 MHz  1280 @ 1708 MHz 
Potencia computacional máxima 1862.4 GFLOPS 2138.1 GFLOPS 3935.2 GFLOPS  4372.5 GFLOPS 
Memoria GDDR5 y frecuencia 2 GB @ 7 GHz 4 GB @ 7 GHz 3 GB @ 8 GHz 6 GB @ 8 GHz
Anchura del bus de memoria 128 bits 128 bits 192 bits 192 bits
Ancho de banda de la memoria 112 GB/s. 112 GB/s. 192 GB/s. 192 GB/s.
Precio orientativo (Nov'17) 150 € 200 € 280 € 380 €

 
 

Ninguno de estos modelos ha sido adquirido para el taller, puesto que tenemos modelos directamente donados por la compañía Nvidia. Para ello llevo trabajando con ellos desde el año 2012 en tareas de investigación (aceleración en GPU de códigos científicos) y formación (más de 100 cursos impartidos representando a la firma a escala mundial). Las fotos corresponden a uno de estos modelos. Además, recordemos que las placas base ganadoras, tanto en formato ATX como micro-ATX, vienen todas ellas con tarjeta gráfica integrada de gama media, por lo que podemos ahorrarnos la compra de este componente, más aún cuando es el que antes queda obsoleto. 

 
 

Aspecto externo

 

Un modelo GeForce de Nvidia que nos ha donado la compañía: Detalle del revés, donde se aprecia la ubicación de la GPU:
Detalle de los conectores de vídeo: La parte trasera de la tarjeta:

Valoración del profesor

Cuando se dispone de un presupuesto holgado, la mejor elección en las últimas generaciones de GPUs ha sido el modelo acabado en 60: GeForce 460 en la generación Fermi, GeForce 660 en la generación Kepler y GeForce 960 en la generación Maxwell. Los estudiantes me han escuchado decir esto en clase, y obviamente ha tenido su influencia a la hora de votar la mejor GPU de este año. Sin embargo, me alegro de que hayan tenido suficiente personalidad como para no quedarse en ese consejo, que les hubiera llevado masivamente a elegir la GTX 1060 como mejor GPU de la generación Pascal. Porque para el perfil de usuario que ostenta la mayoría de ellos, la GTX 1060 sale cara, y tiene sentido que se sientan mejor representados con la GeForce 1050 Titanium, que además tiene una memoria de vídeo de 4 Gbytes.


Puntuación global

Para una valoración global, no queda más remedio que particularizar según el perfil de usuario. Si utilizamos la GPU mayoritariamente para jugar, la puntuación de la GTX 1050 Ti es un 9. Pero si la aprovechamos para fines más serios, como ejercer de acelerador, bajaríamos su nota hasta un 7. Así que globalmente le vamos a otorgar un 8, que es un notable alto. 


Otras alternativas

Podemos ver en la tabla comparativa de los tres modelos analizados que los dos primeros están muy próximos en potencia de cómputo y ancho de banda. Es en el tamaño de la memoria de vídeo donde la versión Titanium duplica a la que no lo es, y por ello bien merece la pena pagar 50 € más. La 1060 casi duplica a la 1050 Titanium en potencia computacional y ancho de banda para un sobrecoste del 40%, por lo que también parece una apuesta razonable de no ser porque recorta 1 GB de memoria. Y si nos vamos al modelo superior de 1060, que tiene 128 cores y 3 GB adicionales, el coste ya casi se duplica frente a la 1050 Titanium. Como acelerador computacional, ofrece más del doble de potencia y merece la pena apostar por ella, pero para mover un motor de renderización en video-juegos, hay un pequeño desequilibrio entre las operaciones y el acceso a memoria.


Compra maestra

Si disponemos de un presupuesto holgado para comprar nuestro PC y queremos sobreponderar la compra de la tarjeta gráfica, la GeForce GTX 1060 es una magnífica elección. Pero si queremos ahorrar un poco y somos más fanáticos de los video-juegos, entonces la GeForce GTX 1050 Ti ofrece una arquitectura más compensada y nos va a dar mejor servicio. Que cada cual opte por la que le represente mejor como perfil de usuario y se quede tranquilo, porque son dos GPUs estupendas.