elba4.png

El PC favorito de 2017: CPU

Éstos fueron los microprocesadores más votados entre nuestros alumnos de 2017, junto a la valoración del profesor de aquellos que alcanzaron el pódium:

Mejor CPU del año 2017 Votos
recibidos
Valoración del profesor
Prestaciones Precio Global
Intel i5 7600K (3.8-4.2GHz, 91W, 4 cores, 6 MB L2) [207€] 31 7 9 8
Intel i7 7700 (3.6-4.2GHz, 65W, 4 coresHT, 8 MB L2) [270€] 9 10 6 8
Intel i5 7500 (3.4-3.8GHz, 65W, 4 cores, 6 MB L2) [184€] 7 8 10 9
Intel i5 7600 6
AMD Ryzen 5 1600X 3
AMD Ryzen 5 1600 3
Intel i5 7500T 2
Intel i5 6600 2
AMD Ryzen 5 1400 2
Intel i5 7400 1
Intel i5 6700 1
Intel i5 6700K 1
Intel i5 6500 1
Intel i5 6400 1
Intel i3 7350K 1
AMD Ryzen 5 1500X 1
AMD Ryzen 7 1700 (8 cores) 1
Total votos 73

 
 

El modelo ganador: Intel i5 7600 K

 

Especificaciones técnicas

  1. Fecha de lanzamiento: Primer trimestre de 2017.
  2. Arquitectura (generación hardware): Kaby Lake.
  3. Litografía (proceso de fabricación): 14 nm.
  4. Frecuencia de reloj: 3.8 GHz, pudiéndose acelerar hasta 4.2 GHz.
  5. Zócalo de conexión a la placa base: Socket LGA de 1151 pines.
  6. TDP (Thermal Design Power, disipación térmica para un consumo máximo de): 91 W.
  7. Núcleos de procesamiento: 4 sin Hyperthreading.
  8. Memoria caché de segundo nivel (Caché L2): 6 MB.
  9. Controlador de memoria principal: Doble canal de DDR4 a 2133-2400 MHz.
  10. Procesador gráfico integrado: Intel HD Graphics 630 (4K@60Hz, 350-1150MHz, DirectX12, OpenGL 4.4).

Precio (Nov'17): 207 €.

 

Aspecto externo

 

Presentación en el embalaje: Detalle del patillaje en el revés (1151 contactos):
Detalle del plato térmico en el envés (aluminio): El procesador con la pasta térmica ya incorporada:

Valoración del profesor


Se trata de un procesador que cumple a las mil maravillas las exigencias y el precio de un perfil de usuario medio, como el que representan los estudiantes de ingeniería. Está fabricado con litografía de 14 nm., un proceso plenamente consolidado en la fecha de compra (Noviembre de 2017), que además llevaba más de 6 meses en el mercado, suficiente para atemperar el precio de lanzamiento inicial.

La frecuencia es un poco elevada, por lo que no utilizaríamos la baza de sobreacelerarlo hasta los 4.2 GHz, que es el margen que el fabricante Intel indica como seguro. Y eso que los alumnos prefirieron mayoritariamente el modelo que permite manipular la frecuencia (éso es precisamente lo que indica el sufijo K que acompaña a su denominación comercial). 

Por otro lado, la alta frecuencia compensa en parte la ausencia de Hyperthreading en los cuatro cores, siendo además un parámetro más democrático para el rendimiento: todas las aplicaciones se benefician proporcionalmente de un reloj más rápido, mientras que sólo aquellas que están programadas con 4 o más hilos sacarán buen provecho de los 4 cores (y no son tantas).

La caché L2 está bien dimensionada, y el controlador de memoria principal admite las frecuencias más populares (y con mejor relación rendimiento/coste) de la familia DDR4: 2x1066 y 2x1200 MHz.

Lleva integrado un procesador gráfico bastante decente, que la inmensa mayoría de los 31 votantes no han querido aprovechar, gastando expresamente en una tarjeta gráfica que en algunos perfiles de usuario era perfectamente prescindible.


Puntuación global

En general, representa una buena elección, con parámetros bien compensados y capaz de hacer feliz a perfiles de usuario muy variopintos entre mis estudiantes, teniendo además a su favor un precio competitivo y la robustez de un proceso de fabricación plenamente consolidado. Para ser perfecto, le sobra algo de frecuencia y le falta algo de caché. El segundo procesador más votado tiene lo que le falta a éste, y el tercero lo que le sobra. Vamos con ellos.


Otras alternativas

En segundo lugar con 9 votos, encontramos el Intel i7 7700, un procesador que relaja 200 MHz la frecuencia base (manteniendo la Turbo en 4.2 GHz por si no estamos muy de acuerdo con ésto), incrementa la caché L2 desde 6 hasta 8 Mbytes, e incorpora Hyperthreading (procesamiento dual de hilos en cada core). Tres aspectos muy deseables y características del i7 de forma creciente, aunque con un coste algo elevado: 270€. Y completamos el podium con el i5 7500 de 3.4 GHz, que hemos considerado la compra maestra de 2017 por su atractivo precio (184€). Finalmente, los modelos de AMD apenas alcanzaron el 10% de los votos. Sus modelos Ryzen son competitivos, pero quizá llegaron demasiado pronto a una batalla desigual frente a una competencia plenamente consolidada. La de 2018 será otra historia, más justa y que promete más emociones.


Compra maestra

Para los perfiles de usuario de mis alumnos, un i7 me parece excesivo, y un i3 se le queda corto a muchos de ellos. Atinaron con el i5, pero la frecuencia es algo elevada. Prefiero para ellos el modelo de 3.4 GHz, que recibió 7 votos por parte de los estudiantes, lo que también permite gastar menos (costaba 181€, 26€ menos que el elegido), y no depender tanto del disipador a elegir para drenar el calor y minimizar el estrés térmico (envejecimiento). De hecho, el TDP, la solución térmica que incorpora el procesador según la cantidad de calor que genera, baja a 65W desde los 91W del modelo de 3.8 GHz. No obstante, tras haber adquirido este equipo, lo hemos probado con las tres soluciones térmicas adquiridas (disipador básico de 19€, disipador avanzado de 33€ y refrigeración líquida de 53€), y en los tres casos la temperatura se mantuvo en márgenes muy razonables. Vistos los resultados, los equipos Mallorca y Madagascar se han equipado con la CPU ganadora junto al disipador avanzado, mientras que los equipos Menorca y Mauricio se han equipado con el i5 de 3.4 GHz en versión Boxed (disipador incluido de Intel), que alternativamente se montan con el disipador básico.